miércoles, 15 de junio de 2011

Ciudad Perdida

Cuidad Perdida
Con sorpresa vemos cada día el afán de un grupo de mujeres y hombres, acompañados de niños, por ocupar una extensión de tierra que para muchos está baldía y para otros tiene una función ambiental, brindar oxígeno a la ciudad dolida, herida y casi fallida. Unos dicen que el terreno es de la U de A, otros que es del municipio, todos, tanto los espectadores y los invasores, los primeros vecinos de las Urbanizaciones Alcázar de sucre Etapa I y II, como también los vecinos del sector de Villahermosa; y de los segundos, dicen unos, que son desplazados, otros que son de una banda, también se habla de que son padres de familia desesperados por hallar casa; se pasean cortando árboles, marcando con cintas, repartiéndose los lotes. Cargando madera y latas.
Es una situación para sacarle partido comunicacional, es decir, dice mucho, dice de la valiente labor de los patrulleros que esperan y esperan que el inspector se apropie de su trabajo, de las directivas de la U de A que por fin hagan algo para cuidar su tierra, de los dueños del proyecto de vivienda de Comfenalco que harán dos torres, creo que no venderán ningún apartamento, de los copropietarios de Alcázar de sucre que sufren por la pérdida de valor de su propiedad, de la indiferencia de los medios que una y otra vez se les llama para que cubran la notica y no hacen nada porque están con mucho miedo, y así podría enumerar a muchos actores, pero definitivamente de lo que más dice es de la falta de gobernabilidad de la ciudad. Si tuviéramos un alcalde (aclaro, vote por él, hice campaña hasta grabé un programa de radio, presté mi carro gratis para movilizar a las personas) que acompañara los procesos de territorio, que se escapan a sus posibles metas, si porque una invasión, a tan sólo 10 minutos del centro, en un lugar cercano al parque biblioteca de la ladera, es un sorprendente acto de territorio como para que no lo mueva. Ni un solo pronunciamiento al respecto lo deja a uno atónito, en silencio.
Si tuviéramos un alcalde que viniera hasta aquí y hablara con las familias que esperan una solución de vivienda, (en el lugar se ven niños y mujeres), creo que todo sería menos asustador. Y sí, estamos llenos de miedo con esta Medellín imparable hacia el rompimiento de la estabilidad y la plenitud de la existencia del ciudadano. Estamos solos, eso equivale en mi lugar de vivienda a “estoy muerto” ,ni inspector, ni alcalde, ni funcionarios alguno, que me haga sentir que tengo posibilidades; qué los que intentan tomarse el lugar tienen posibilidades de vivir, ellos y nosotros hubiésemos querido tener un representante más próximo a nuestros ideales de plenitud humana y no de los indicadores de una ciudad situada y loca, sí creo que los indicadores de la ciudad Alonso, no es la ciudad “mi barrio”, es la de él, la que se dibujó y no pintó.

No hay comentarios:

Amigos en el papel

  • BARBERO; Jesús Martín. La Educación desde la comunicación. " La comunicación se carga de una significación política irrecusable al des-cubrir los multiples rostros de la "violencia Símbólica" (P, Bourdieu y J. Passeron:1970) añadía a la otra, la del hambre y la exclusión social." p29
  • BAUMAN; Zygmunt. La Globalización. " Los procesos de Globalización, que amplian las libertades para algunos, aparecen como un destino cruel e indeseado para los demás"